Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

viernes, octubre 19, 2007

No me digas que no puedes

Porque ni te crees ni te creo.

Y es que cuando los hechos se hacen uno con el verbo, ejemplos como el de Tony Meléndez renuevan la Esperanza y nos recuerdan que siempre podemos intentar hacer de lo imposible lo más bello.

Y no diré nada más porque con el tiempo aprenderás que no hay mayor plenitud que tener el valor de escribir tu propia historia.

jueves, octubre 11, 2007

Encuesta cerrada

El resultado de la encuestra resultó aleccionador. Por varios motivos:
  1. Por la vigencia de los estereotipos, que constituyen una de las tantas formas de prejuicios e intolerancia hacia los demás.

  2. Porque el resultado, la verdad sobre esto, resulta relativa no tanto por el tamaño de la muestra(*) sino por el simple hecho que lo que deberíamos medir es que tan consecuentes somos con nuestras elecciones... y si lo que decimos (al resto ó a nosotros mismos) es realmente lo que finalmente hacemos, lo cuál implica una recurrencia cíclica con el primer párrafo.

  3. Porque estas interminables expresiones de reafirmación de género no hacen más que evidenciar que habiendo compartido millones de años de evolución como especie aún no hemos aprendido lo unos de los otros que no es lo mismo que estar los unos sobre los otros... :)


Del total de 54 votos, 63% afirmó que los hombres tenemos nuestros propios códigos... lo interesante sería generar una discusión con el 37% restante si aceptan ó conocen -por lo menos- el significado que eso tiene para nuestro género, como por ejemplo, la importancia que tiene la palabra, porque un hombre que no honre su palabra es algo así como una mujer sin maquillaje ó cartera.... es decir.. no Es. ... -No es un comentario machista sino muy simplón con el perdón de las feministas ja,ja,ja.. --


(*) Para la muestra envié el correo de la encuesta a 50 amistades (25 mujeres y 25 hombres) en un intento por ser lo más justo y, aunque eso no garantiza que cada uno de ellos haya respondido creo que, en el peor de los casos, el azar también juega un papel en nuestro destino... ¿ o no ? Es por eso que la Teoría del Caos se acepta como generadora de hermosos cambios.