Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

jueves, mayo 25, 2006

Fundamentalismo de la crueldad


Me enviaron el *pps con el texto: "Un enfant de 8 ans, attrapé sur un marché en Irán pour avoir volé du pain" ( Un niño de 8 años atrapado robando pan en un mercado de Irán ).

Lo he visto varias veces. No fué por morbo ni curiosidad. Retenía cada cuadro de los gestos de dolor del pequeño tratando de entender simultáneamente por qué ninguno de los impasibles individuos que estaban alrededor intervino para evitar el despiadado castigo; robo muy probablemente motivado por la miseria y el hambre que obligaron al desdichado niño a apropiarse de un poco de pan para alimentarse.

No generalizaré este inhumano hecho adosándolo irreflexivamente a una práctica del Islam... lo poco que he leído del Al-Corán contiene enseñanzas muy similares a los encontrados en el Nuevo Testamento de los Cristianos, en el Antiguo Testamento de los Judíos y si vamos más lejos , hasta podría asociarlo con algunos textos Védicos ó del Indostán...

Este execrable hecho tiene que ser particularizado; delimitarlo a un entorno de extremismo fundamentalista; a una insana interpretación ultra-conservadora de mentes desquiciadas por una violencia que se retroalimenta de sí misma, que se sintetiza en ese desencajado rostro del despiadado hombre que ignora, micrófono en mano, que ni Allah ni Mahoma aprobarían tan inhumano castigo... algo que ni siquiera lo encontramos en el códice de Hammurabi.

Esta crueldad es algo dictado indudablemente por la intolerante ignorancia de su propia Fé y si algo puedo imaginar es que esa dureza no la aplicaría jamás contra sí mismo; a esto se resume la cobardía del implacable.

Lo que me pregunto también es ¿ Qué sentimientos antagónicos turbarían al fotógrafo ? ¿ Ser acaso un catatónico espectador de este flagelo en nombre de la profesión ? De seguro esas imágenes retinales las llevará por siempre en el portafolio de sus remordimientos.

He colocado estas dramáticas imágenes no para hacer algún tipo de apología ni tampoco para caer en esa etológica tendencia que tanto critico de la actual sub-cultura mediática global, que permite todo tipo de excesos en nombre de una mal entendida libertad de expresión y que no repara en pisotear la fragilidad de nuestra condición humana en razón inversamente proporcional al raiting....

El fin ha sido denunciar un acto de atroz barbarie y marcar el rostro de la bestia.




jueves, mayo 11, 2006

Ensayo sobre la lucidez

Continuando con esto de las elecciones y alentado por los comentarios del anterior post --donde espero que los argumentos expresados sigan manteniendo un respetuoso enfrentamiento de pasiones políticas-- decidí aventurarme en sustentar el por qué votaré en blanco y no viciado ... y, sobre todo, argumentar contra la tesis de optar por esa incongruente posición de elegir un "mal menor" (?!).

Si pues, tengo clarísimo que para esta segunda vuelta electoral votaré en blanco. Es una opción tan válida como aquél que elige dar su voto por convicción partidaria, tal como por desazón ó por antagonismo visceral... igualmente válido es aquél voto que se rebela y en un acto extremo "vicia" el suyo ya que para cualquier adulto resultaría inaceptable el cuestionamiento de sus decisiones pero creo que, de igual modo, sería intolerable acallar y soportar inconsecuencias que evidencien una moralidad errática en cuanto a responsabilidades y alcances de nuestras elecciones.

Para mí , votar en blanco es sencillamente ser consecuente con lo que creo. No votaré por "el menos malo" ni votaré en "contra de" y con esta convicción tengo la certeza que no traicionaré ni mi conciencia ni a la visión que tengo y quiero para mi país. No analizaré -porque sería un ejercicio vano y redundante- el por qué tenemos que soportar estar en medio de dos extremos pero sí recurriré a un ejercicio muy simple que para muchos podría ser contrafáctico...a ver.. sumemos:

Humala: 30% + Alan: 23% = 53% de un toal de 16.5 millones de electores... hasta aquí, aritméticamente hablando, hay un 47% de la población para los cuáles NINGUNO REPRESENTABA UNA OPCION. En términos democráticos podríamos inferir que ambos son perdedores porque ese 47% es mayor a cualquiera de las preferencias obtenidas en primera instancia y si queremos ir más allá y jugar a ser "politicos tradicionales" hasta podríamos manipular las cifras e interpretar que el 77% (47% + 30%) NO QUIERE a ALAN como presidente NI el 70% (47% + 23%) TAMPOCO QUIERE A OLLANTA con la banda presidencial.

Esta interpretación que parece forzada es, bajo mi óptica, muy consistente pero de pronto, en el lapso de un mes, esa masa de gente se verá forzada a redefinir ese promedio de 73.5% de preferencias electorales que no han favorecido ni a uno ni a otro.

Cómo es posible que nos empujen a ese "callejón sin salida" siendo tan contundentes las cifras que acumulan el descontento y rechazo de la población ? Este reclamo sintetizado en las estadísticas jamás será tomado en cuenta por la irreflexiva clase política nacional cuya ofensiva falta de autocrítica es lo que alimenta el hartazgo y descrédito ante la gente. Es allí donde "el pueblo", por el desconocimiento de válidos instrumentos democráticos, convierte su exclusión en una convergencia hacia salidas tipo Humala y su anacrónico nacionalismo. Entonces, refrendando lo que decía al comienzo de este post, ese importante 30% de los electores prefiere la INCERTIDUMBRE (ver post anterior) como la única salida que canaliza su desesperanza y, lo que me sorprende es que, esa misma "masa", desposeída de todo horizonte y confianza en el "establishment" es quién siempre asume primero y de la manera más dramática los costos y pasivos de cualquier equivocación... como siempre lo ha sido y eso es lo imperdonable en Alan Garcia y el APRA, los que histórico e histéricamente se ufanaban de más de 60 años de Aprismo y en sólo 5 años destruyeron nuestro país... Para mí es irrefutable desde todo punto de vista la PROBADA INEPTITUD de Alan Garcia por eso, aunque considero que al venezolano Hugo Chávez le hace falta un bozal, sus expresiones ó exhabruptos sobre Alan no tendrían por qué llamar la atención de nadie con una pizca de conciencia social porque históricamente está comprobado que Alan García, de líder no tiene absolutamente nada y lo que ha evidenciado es ser un maestro titeretero sin mayor compromiso que su megalomanía y exhibir un camaleónico disfraz de torpe aprendiz de un oficio que le quedó y le quedará demasiado grande... por eso ahora ejerce una serie de roles y alternancia de papeles dignos de Chollywood tal como esa absurda y tragi-cómica cátedra de Gobernabilidad que dicta en la USMP .... a mí no me cabe la menor duda que Alan García es un sinverguenza consumado con todos los honores y, de bandera, una estrella solitaria totalmente fuera de contexto.

Pero, dejando de lado las apreciaciones que podrían ser juzgadas como subjetivas quiero retomar el asunto de los instrumentos democráticos que tiene a disposición la gente común y corriente y es que el VOTO EN BLANCO es reconocido como un ACTO VALIDO para el conteo así que, cualquier intento de menoscabar el PESO POLITICO que tiene dentro del proceso electoral es un acto irreflexivo si es que no es de arrebato ó de peligrosa exclusión que retroalimenta esa injusticia socio-ecónomica que nos hace sentir que vivimos al "filo de la navaja" en nuestra tan peculiar zoociedad.

El ejercicio que maquino es: Qué pasaría si ese 47% de personas que no votaron ni por Alan ni por Humala de pronto decidieran mantener firmes sus principios y, al no estar en competencia sus candidatos originales, cumplieran igual con ir a las urnas y reafirmando su opción inicial no vota ni por uno ni por el otro ? Para mí sería una extraordinaria muestra de conciencia y madurez cívica el aferrarse invariablemente a cada convicción y compromiso que empieza y termina en uno mismo y que la agregación de esas voluntades sirviera pues para lograr ese concenso tan necesario para lograr un cambio efectivo dentro de los parámetros consagrados en nuestro modelo republic-ano.... :) porque.... subestimar el voto en blanco y pretender homologar eso con actitudes abstencionistas, anarquistas, revolucionarias ó antipatrióticas es un infortunado esbozo ó desvarío gratuito; honestamente no creo que haya ningún compatriota que no anhele una reorientación y/o renovación de nuestra clase política. La tesis del VOTO EN BLANCO no atenta pues en absoluto contra el sistema democrático muy por el contrario, esta opción refuerza el tema de fondo que es el de ELEGIR EN LIBERTAD y no como presiento ahora, bajo la actual coyuntura en que es evidente que la mayoría de la gente decidirá su voto en una atmósfera de angustia y ansiedad lo que equivale a la suma de sus miedos.

Esta reflexión la dirigiría a las personas que piensan votar viciado ó quizá para aquellos que sienten que hay que elegir como fuere "entre dos males el menor" de repente porque validan la sentencia de Salomón que, "no hay nada nuevo bajo el Sol" ... jamás entenderé esa falta de consecuencia y menos que se esgrima algo tan absurdo como el pretexto de evitar la ingobernabilidad.... la gente aún no se convence que esa mediocridad es la que nos tiene viviendo de rodillas... en fin, sólo como una referencia alterna, me permito sugerir a ese 47% de opción distinta a lo que nos dejó la primera vuelta, que intenten una breve lectura de una obra de José Saramago que justo, por esos avatares del destino, pareciera coincidir con un escenario que, próximamente, bien podría ser el nuestro porque tal como el laureado escritor portugués tuviera a bien titularlo, la segunda vuelta electoral peruana se nos presenta como una inmejorable oportunidad de realizar un "Ensayo sobre la lucidez" .... de allí es que tomé el título para este post... pero ahorita lo que menos me preocupa es la evidente falta de originalidad... mmmm.. disculpa Pp S. .... aunque no he pirateado tu libro ni tu idea.. tan sólo reutilicé el título... :(


PD: PD: La lucidez no está reñida con la diversión así que me inscribiré en este partido, el PHA porque me han hecho matar de risa ... aunque yo lo denominaría P.H. ... será para el futuro !