Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

martes, setiembre 14, 2004

Los Intocables

Ayer hablaba sobre el Hinduísmo y me faltó un poco más de tiempo para reflexionar sobre algo que siempre me pareció contradictorio en esta doctrina religiosa.

Con el título de "Los Intocables" no me refiero al escuadrón de agentes federales liderados por Elliot Ness que capturaron tantos gángsters, entre ellos, Al Capone quién irónicamente no fué apresado por delitos penales sino fiscales.... en realidad aludo a otros Intocables, a la casta de los Achutas del Hinduísmo, a los millones de parias, seres marginados, individuos segregados por el injusto y radical sistema de castas que es parte de esta religión.

--uy... debido a problemas de fuerza mayor continuaré esto más tarde--

--Retomando el tema un día después ... ¡ gulp ! --

Octavio Paz en su libro "Vislumbres de la India" explica muy bien el complejo tema de la contraposición de la doctrina del Hinduísmo con la realidad socio-económica.

Resulta que si uno nace Hindú en la India, ello quiere decir que su vida estará marcada por el sistema de castas que ha estado arraigado en la cultura india desde hace más de 2,000 años.... eso está recopilado en un libro sagrado llamado el "Código de Manú" que entre otras cosas establece un precepto básico: "Todos los hombres son creados desiguales".

Las jerqarquías de la sociedad Hindú están agrupadas... esa división se llama VARNAS y establecen que todo ellos son creados a partir de ciertas partes de Brahma... estos grupos principales son:

  • Brahamanes: Los sacerdotes y maestros, provienen de la boca.
  • Chatrias: Gobernantes y soldados, provienen de los brazos.
  • Vaisyas: Mercaderes y comerciantes, provienen de los muslos.
  • Shudras: Los Trabajadores, provienen de los pies.
Cada VARNA contiene a su vez cientos de castas y sub-castas hereditarias a las cuáles uno pertenece desde su nacimiento.

Pero hay otro grupo que el Ser Supremo, Brahma, no lo reclama como suyo y ellos son los denominados Achutas o Intocables... para el Hindú, son gente a la que se le considera impura por su Karma, son individuos segregados, tratados como seres marginales, contaminados en vida, por eso se les prohibe entrar a los templos, disfrutar del bienestar común al cuál acceden las castas superiores ... en pocas palabras, los prejuicios definen su existencia.

Aunque la Constitución de la India de 1,950 (recién obtuvo su independencia de los ingleses en 1947) prohibe la discriminación de las castas y, específicamente abolió la intocabilidad, el hinduísmo, la religión del 80% de la población india, es la que en la práctica gobierna la vida diaria con sus jerarquías y rígidos códigos sociales.. De acuerdo a esa nefasta clasificación, una familia intocable da a luz niños intocables, condenados como impuros desde su concepción.

Y el problema es tan evidente que incluso la misma Constitución de la India establece un sistema de cuotas que legalmente reserva un número igual de escaños, en la legislatura federal, a la proporción de intocables en la población: 15% ... estos cupos también se extienden a los puestos de trabajo estatales, municipios, servicios de cáracter civil, colegios y universidades.... el solo hecho de recoger esa diferenciación es desde ya el reconocimiento de esa segregación que proviene de las fuentes mismas de la religión... por eso, más de 160 millones de indios viven privados de elementales derechos humanos.

Esta discriminación es muy notoria en las provincias, en las aldeas y pueblos donde reside casi el 75% de la población india eso explica en parte, por qué Bombay y otras grandes ciudades lucen atiborradas de gente y es que, curiosamente, los intocables migran a estas porque allí es dónde la presión parece desaparecer entre los millones de habitantes.... o sea, buscan convertirse en incógnitas sombras para huir de un estigma impuesto por una doctrina religiosa que, a ojos de muchos, es una de las más consecuentes y humanistas... Son del tipo de contradicciones que uno encuentra a lo largo de la historia del hombre, sobre todo cuando esta privilegia los intereses de ciertos grupos, en este caso, el de las castas dominantes.

Ghandi, el incansable "luchador" de la resistencia pacífica fué uno de los más connotados líderes políticos cuyo movimiento empujó a la India a lograr su independencia... el pertenecía a la casta de los Vaisyas. Aunque el también apoyó la abolición del segregacionismo de los intocables y trató de que estos fuesen aceptados por las jerarquías superiores lo cierto es que no logró avances importantes, es más, en la India existe una amplia idea que su influencia fué negativa para un rompimiento radical de los sistemas de castas porque Ghandi pensaba que eso socavaría los fundamentos de la doctrina y se opuso a un movimiento liderado por Ambedkar, el verdadero artífice la Constitución india que incorporó sustanciales cambios a favor de los intocables, por eso se le considera el verdadero líder que llevó a poner en apuros a toda la nación... incluso es famosa una de sus marchas donde quemó el Código del Manú, el libro que detalla todas las formas de discriminación religiosa de las castas con lo que dió a entender que su movimiento político era una radical posición para abolir el apuntalamiento religioso de la vida civil de la India.

En efecto, si bien el Hinduísmo, por un lado nos muestra en casi todos sus aspectos una filosofía de amplio respeto por la armonía con todo tipo de existencia exhibe sin embargo, esta aguda contradicción que condena inhumanamente a un amplio sector de su población a vivir bajo condiciones de miseria... eso me lleva a concluir que, esa complejidad de las castas fué creada para mantener las diferencias sociales justificadas a través de los códigos sagrados y favorecer a los grupos que concentraron el poder socio-económico... es la historia de siempre.

Claro que esto es mi apreciación personal, muy relativa y parcial.. lo cuál, de facto, me resta credibilidad.


No hay comentarios.: