Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

martes, junio 08, 2004

Sexualidad Masculina

Siguiendo con la temática de ayer, el Hipotálamo también gobierna los procesos de la líbido masculina pero creo que se hace necesario complementar esto con información adicional y para esto sirve de mucho la opinión generalizada que tienen las mujeres latinas de los hombres ...

En general, las mujeres afirman que los hombres en un 96% somos: "machistas, brutos, violentos, agresivos, indiferentes, mentirosos , impasibles, insensibles, etc, etc.." en fin , todos adjetivos calificativos ligados a lo que ellas perciben como una fuerza incontrolada que agrede -directa o indirectamente- su sensibilidad y que no significa, necesariamente, ejercerla de manera fisíca o psicológica sino que tienen además distintas percepciones de nuestro compulsivo comportamiento...

Voy a remitirme a unas frases que puse en este blog hace tiempo:



Hace poco le comentaba a una amiga que, en lo básico, no hay diferencias entre un arrebatado chofer de combi, un agresivo taxista, un indisciplinado jugador de fútbol, un político corrupto ó un coimero policía y..... Yo. ¿ Qué es lo que tengo de común ?. Ese instinto genéticamente registrado llamado "fuerza bruta" pero... cuidado, no es que esa conducta del Pleistoceno esté grabada entre las espirales helicoidales de nuestro ADN , lo que realmente existe son los elementos desencadenantes.

Entonces, ¿ Qué hace que sea diferente a esa masa ?.

Sólo la consciencia de aquello, del reconocimiento de mí mismo al aceptar que esa violencia existe, acechante bajo muchas capas, pero que su potencia no me domina ni se desboca entre esporádicos flujos de adrenalina, aplacados regularmente por efluvios de endorfinas,,, Sé que me cuesta mucho controlarla y la dosifico redireccionándola hacia otras esferas que no sean aquellas que perturban la convivencia humana... al menos eso intento, reforzar mis propios límites con la experiencia.

No es casualidad pues que las trasgresiones al orden social provengan en su totalidad de los hombres. Allí están las estadísticas. Asesinatos, robos y agresiones: 90% hombres; accidentes de tránsito con muertos y heridos: 95% hombres; multas por infracciones al reglamento de tránsito: 99.99% hombres; grescas, pandillismo, borracheras y violaciones: 98% hombres... mmmm... y eso que no hay índices que midan la falta de consecuencia, honestidad, sinceridad, etc,etc,,,



Nada de esto es novedad para los de mi especie lo que es arriesgado es la generalización porque indudablemente que los hombres aprendemos a manejar, tarde o temprano, nuestros límites...

Para hablar de la sexualidad masculina es imprescindible repasar cuestiones de conductas aprendidas y hereditarias... aquí podríamos profundizar en teorías deterministas acerca del comportamiento del macho, sí ! todo eso que critican las mujeres y que hasta cierto punto es cierto, producto de la suma de variables sociales que afectan nuestro desarollo desde edades tempranas.... Marx decía que el hombre es el resultado de la convergencia de las relaciones sociales y Skinner negaba todo factor innato o hereditario que no sea lo netamente fisiológico porque todo era aprendido... discrepo con ambos.

Creo que los hombres , por evolución, arrastramos conductas reflejas codificadas en nuestros genes, hemos heredado la fuerza bruta de los homínidos de hace 6 ó 7 millones de años, de los que empezaron a diferenciarse dentro de la especie de los primates obedeciendo primigéniamente a cuestiones de supervivencia y de dominio del entorno..

Charles Darwin fué pionero en la estructuración de este controvertido tema con la publicación de su libro "La expresión de las emociones en el hombre y los animales" sentando con su análisis lo que posteriormente acabaría siendo toda una disciplina, la Etología , casi 100 años después gracias a los estudios y teorías de Lorenz, cuyo libro, "Sobre la agresión" aborda excepcionalmente los patrones de conducta agresiva de muchas especies de animales, -incluídos nosotros- aportando reveladores diagnósticos y escenarios de los problemas humanos derivados de nuestras tendencias agresivas innatas como el polémico mobbing

Lo importante de su aporte es que, plantea la existencia de la agresión biológicamente instaurada en nosotros por condicionamiento evolutivo...el hombre moderno lleva el lastre del sentido de lucha, de los estímulos por todo tipo de compentencia, del enfrentamiento y la rivalidad por delimitar sus dominios y áreas de competencia o control; y es que hace 7 millones de años tenía que pelear día a día en una batalla de vida o muerte contra los elementos de la naturaleza y, así, se desarrolló hasta llegar a ser el Homo-Sapiens de nuestros días.

¿ Y que tiene que ver todo esto con nuestra sexualidad..??

Pues que todo ese juego de millones de años de estar al acecho, entre los lados del ataque y a la defensiva dejó códigos en nuestros genes... aceptémoslo,,, los seres humanos compartimos el 98% de lo mismo a nivel molecular (ADN) y no podemos borrar las marcas heredadas de todos aquellos ancestrales seres que tenían que salir a enfrentarse con algo distinto cada día...eso se convirtió en parte de nuestra naturaleza de ser hombres...toda esa fuerza con que se nutrió en el Pleistoceno lo disipaba contra el mismo hábitat, pero hoy, con la modernidad a cuestas y con una naturaleza diezmada, pues solo queda enfrentar al hombre con el hombre....

Y en cuanto a lo sexual, para ese código escondido tras Mr. Hyde , no hay diferencia entre una presa de caza y una hembra, ambas deben ser conquistadas a través del ejercicio de esa "fuerza", el asunto es: ¿ Cuánto hemos aprendido a controlar de ella para que esa fuerza no nos controle ??

Yo creo que la sensibilidad es innata a la naturaleza femenina, basta ver cualquier grupo de niñas y los protocolos que desarrollan a través de la interrelación entre ellas... pongan al lado a un grupo de niños y verán la diferencia de los códigos ... ¿es conducta o herencia ? . A mi parecer es una mezcla de ambos, y nosotros, los machos-adultos, aprendemos que sólo a través de la experiencia es que logramos desarrollar nuestra percepción, sensibilidad y control de esa fuerza bruta que es inherente a todo hombre.

Los mas afortunados, los que llegan a descubrir la potencialidad de toda esa energía, la canalizan y la transforman aportando bienestar o sumando esfuerzos civilizadores ( artistas, literatos, científicos, jardineros, maestros, deportistas, etc) y también de paso, en lo sexual, aprenden a ser hombres sensibles y detallistas, apasionados amantes que llegaron a dominar el "animal" que llevamos dentro.

No hay comentarios.: