Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

jueves, octubre 28, 2004

Evangelios Apócrifos

No hay que confundir los Evangelios Apócrifos con los Rollos del Mar Muerto.

Ambos descubrimientos son de trascendental importancia para ampliar el estudio de las Sagradas Escrituras y también para complementar ciertos aspectos de la vida y estado del judaísmo y el cristianismo primitivo en los años cercanos a la vida de Jesucristo.

Los Rollos del Mar Muerto se descubrieron en 11 cuevas en la zona de Wadi Qumrán en 1,947 muy cerca de la legendaria ciudad de Jericó. Allí se hallaron cerca de 40.000 fragmentos, que representan unos 500 libros, entre bíblicos y no bíblicos en lenguas hebrea, aramea y griego. La riqueza, antigüedad y relevancia de estos hallazgos es tal que amerita ser tratado en otro post, quizá sólo valdría adelantar que allí se pueden re-interpretar diversos aspectos de la inquietante transición entre lo que representa el Antiguo y el Nuevo Testamento, es decir, la división entre las corrientes judaica y cristiana.

Por otra parte, unos meses antes, en 1,945 , en un pueblo egipcio llamado Nag Hammadi ( "Pueblo de Alabanza" en árabe) unos campesinos hallaron enterrados en un acantilado del lado oriental del alto valle del río Nilo, cerca de mil páginas en papiro; ellos representaban alrededor de 53 textos divididos en códices cuya antigüedad se remonta hacia el Siglo IV d.C. Se trata de traducciones originales del griego al copto (antigua lengua egipcia) que contenían lo que se ha identificado como los evangelios de Tomás y Felipe, tratados teológicos y fragmentos atribuídos a Jesús que se creen extraídos del evangelio de María Magdalena, de franca orientación gnóstica y que fueron considerados por la Iglesia Católica de la edad Media, como Apócrifos.

Ayer contaba que Marvin Meyer publicó el libro The Gospels of Mary. The Secret Tradition of Mary Magdalene, the Companion of Jesus , dónde incluye selecciones de los evangelios de Tomás y Felipe, el Diálogo del Salvador, el tratado Pistis Sophia y los Salmos Maniqueos de Heráclides.

Pero lo realmente revelador es que, en el Evangelio de Felipe se describe a María Magdalena como compañera o pareja de Jesús (Koimonos) contando el afecto que existía entre ambos, mencionándose inclusive que se besaban a menudo -elijamos entre la pureza y el prejuicio- y que el Maestro habría dicho quererla más que a los demás discípulos.

Adicionalmente, Esther A. De Boer en "Should We All Turn and Listen To Her ? Mary Magdalene in the Spotlight" aborda los varios problemas que plantea la historia poco conocida de María Magdalena y en particular su Evangelio: el contenido de las enseñanzas de ella y su lugar como mujer, asunto que nos conduce a un tema crucial: las relaciones entre ella y el Maestro. De Boer argumenta que muy posiblemente sea ella el llamado "discípulo amado" de los Evangelios.

Pero el anatema de Apócrifo es anterior al descubrimiento de lo que ahora se conoce como los Evangelios Apócrifos de Nag Hammadi, dónde en el 320 d.C. San Pacomio habría fundado el primer monasterio Cristiano. En 367 d.C., el obispo Atanasios de Alejandría emitió un decreto prohibiendo las escrituras no aprobadas por la Iglesia central. Esto motivó que algunos monjes locales copiaran todas esas escrituras y luego, la biblioteca entera fuera sellada en jarrones y tambores de piel y escondida entre las piedras por casi 1,600 años.

Así que, no se consideran "Evangelios" los de Felipe y Tomás por varias razones. Por ejemplo, se dice que no fueron inspirados por Dios ni nacieron en comunidades cristianas y porque no hablaban la lengua en que están escritos (copto sahídico). Tampoco esas comunidades cristianas -ni judías- tuvieron consenso en considerarlos inspirados por influjo divino.

Pero no fué hasta el año 1,546, cuando tuvo lugar el Concilio de Trento, en que se fijaron definitivamente los Libros Canónicos y los Apócrifos.

Los llamados Libros Canónicos son, por lo tanto, los que la Iglesia acepta como revelados por Dios y reitera su condena a los Libros Apócrifos con Pío IX , en la Encíclica Noscitis Et Nobiscum de 1,849 adosándole el estigma de lo que denomina "lecturas emponzoñadas e indignas de ser leídas por los cristianos" y privilegia la difusión de libros escritos por "hombres de sana y reconocida doctrina".

Los Libros Apócrifos son muchos, la lista negra original se fué expandiendo a través de los siglos, a veces entre Concilios que mezclaron cada tanto a Judíos y Cristianos de Oriente y Occidente por lo tanto, la suma de los libros vetados pertenecen tanto al Antiguo como al Nuevo Testamento.

Al margen de las especulaciones que se podrían generar acerca del Evangelio de María Magdalena y las infidencias del Evangelio de Felipe, la pregunta que me hago es ¿ Qué clase de intereses subalternos hicieron que grupos de líderes eclesiásticos, hombres comunes al fin y al cabo, decidieran que era lo bueno y malo para la Fé de un credo de inspiración divina ?.

Porque fueron simples mortales los que se sintieron libres de todo pecado como para decidir que era ó no un Evangelio... algo así como tirar la primera piedra, esconder la mano y alzar la otra para señalar lo que es malo.

La conclusión es que hubieron y hay quienes se arrogan derechos por sobre el resto porque juegan a ser dioses entre los humanos y han tratado de desvirtuar o esconder lo que quizá podría ser una de las más hermosas y extraordinarias historias de amor de la Humanidad, donde una sencilla mujer supo conquistar el corazón de un Dios.

6 comentarios:

J.Francisco Canaza (Franc) dijo...

"Hay hombres que juegan a ser dioses, y dioses que juegan a ser hombres" :P

Entre la verdad y el oscurantismo, la profusión de fuentes históricas completan un panorama que siempre quedó muy difuso. La existencia de ciertas ruinas coptas declaran que existió "Sacerdotisas Cristianas", por ejemplo.

El otro punto es el de Magdalena. Si buscamos la congruencia del discurso del Cristo en los Evangelios encontramos la nueva relevancia de la mujer, que es no sólo mostrada con la existencia misma de la de Magdala en varios pasajes, sino también con la naturaleza de este personaje en una historia en la que hay epifanías exclusivas para ellas, revelaciones que (como la de Maria madre) son fundantes no sólo en lo canónigo sino en la propia historia. La voluntad del Creador se hace carne y se proclama por mujeres, y mujeres son las que lo acompañan en situaciones clave: la salida del desierto, la crucifixión, la Samaritana, etc.

Bueno, jeje, algo quise decir y ahora no se cómo decirlo :P un abrazo.

Arturo dijo...

Hola Franc. Efectivamente, existen registros de sacerdotisas cristianas de los primeros siglos del cristianismo que celebraban las liturgias de la época al igual que los hombres pero, por alguna desconocida razón fueron apartadas del ejercicio quedando relegadas a labores menores y obviamente excluídas de la celebración de lo que hoy se conoce como la Santa Misa.
Mi punto era exponer también la exclusión secular que ha sufrido la mujer dentro de la jerarquía eclesiástica y el ejemplo máximo es el de la Papisa Juana que según los eclesiásticos contemporáneos de León IV y Benito III, allá por el siglo X, el orgulloso clero romano compuesto de altivos cardenales, no pudieron tolerar que una mujer hubiera llegado a estar sentada en la silla de Pedro, ciñendo la tiara por eso siempre se ha negado o polemizado sobre su existencia y con ello el rol activo de la mujer dentro de la Iglesia.

Por eso historiadores eclesiásticos romanos dicen que Juana fue elevada al pontificado por obra del diablo, otros que por un plan especial del cielo, algunos afirman que la iglesia debe mostrarse humillada, otros sostienen que debe glorificarse como un milagro, la versión más conocida dice que tuvo que disfrazarce de hombre por años, que por eso logró que nobles, cardenales, sacerdotes, diáconos y frailes honrados con su amistad y, admirando su pureza y talento, formaron un gran movimiento que la elevó a la silla pontificia a la muerte de León, siendo consagrada en la basílica de San Pedro y, en la catedral del Sena, hoy consta su retrato con el título de Juan VIII, la tantas veces negada "Papa mujer".

Aparte, recuerdas esa canción infantil ¿ "En el puente de Avignon" ? Viene de la época en que en esa localidad francesa se instauró un papado paralelo que compitió en poder eclesiástico -y en relaciones con los Estados- con el de Roma...claro que no duró mucho pero algo siempre queda ¿ no ? por lo menos nos dejó ese tonito del "en el puente de Avignon todos bailan y todos juegan... hacen así.. así me gusta a mí" ja, ja, ja , ja ! pero.... ¿ Cuál es el nombre del juego ?

Hay Historias escritas por otros e interpretadas por los hombres ... recordar eso siempre me hace reafirmar lo incierto de buscar respuestas ajenas a uno mismo por eso, no hay nada mejor que, antes que suceda aquello, crear y escribir tu propia Historia,,,

Gracias Franc,, tus acertados comentarios y aportes siempre será bienvenidos ! y por mi lado, a veces escribo más de la cuenta... por eso hoy día voy a leer nomás.

Arturo dijo...

Hablando sobre el asunto de la ordenación sacerdotal de las mujeres, no olvidemos que el actual Papa Benedicto XVI, el mismo que cuando fungía como cardenal Joseph Ratzinger excomulgó a las sacerdotisas llamadas "Siete del Danubio" porque, según declaró en su momento, ellas no mostraron ninguna señal arrepentimiento.

Este tipo, el Papa Benedicto XVI, cree que aún vive en el Medioevo.

Que lejos está de la altura de Juan Pablo II y no hablo del Papa.. hablo del hombre.

RDaneel dijo...

Creo que lo fácil o popular es decir simplemente que tal o cual corriente ortodoxa eliminó los registros que no le interesaba que se expandieran, eso es lo fácil y lo popular, las teorías de conspiración son románticas, ponen al que las propone en el papel de víctima, además de llenarle los bolsillos de dinero (Dan Brown o J.J. Benitez, son dos ejemplos). Sin embargo sin hacer una defensa cerrada de las corrientes cristianas ortodoxa, se debe también tener la capacidad de criticar al crítico, cuando la crítica carece de sustancia.
La crítica es el único medio por la que las ideas pueden progresar, pero hay que fundamentar los dichos.

Así cuando se afirma que desde los origenes hay un alto clero que persigue estos textos, se olvida el hecho de que es difícil imaginarse como una comunidad de marginados pudo haber aplastado las ideas que no le convenían, si ni siquiera tenían la capacidad de influir en la sociedad. La influencia cristiana como fuerza, si bien se siente en cierta medida desde el siglo III, no es patente sino hasta bien entrado el siglo IV. Asi que es dificil imaginar que la comunidad cristiana pudiere perseguir a alguien en los primeros 3 siglos de nuestra era.
También es moneda corriente decir que Constantino inventó el cristianismo, quizá sea más exacto hablar de que sentó las bases de la estructura administrativa y burocrática del catolícismo ( una variante de cristianismo), con intereses puramente políticos, y sin entrar a darles ventajas decisivas, fue Constancio Cloro, hijo de Constantino y Valentiniano I los que inclinaron la balanza hacia esta fe en expansión por sobre las creencias poco activas a esa altura, que habían dado los fundamentos al Imperio.

Además se sabe que Constantino no era cristiano y que la leyenda de la cruz que vio y que le dio la victoria en el Puente MIlvio, es tan una interpretación posterior, de los cristianos de la época, de lo que el seguramente quizo ver, esto es el "Sol Invicto", símbolo de los adoradores de Mitra.

Hace falta decir algunas cosas con respecto a los texto mismos. Yo los he leído todos, creo, y en mi opinión salvo, quiza, el pastor de Hermas, tienen bastante poca calidad literaria, incluso hay texto como el Libro de Enoch (no reconocido por los Judios, católicos ni protestantes aunque si por la iglesia étiope), el libro de la Sabiduría (reconocido por los católicos únicamente) que le llevan buena ventaja literaria a estos textos.
Yo los considero interesante, no sé si son inspirados, pero en realidad eso es cuestión de fe, sólo puedo decir que a veces las cosas cuando tienen más de una explicación hay que tomar la más simple, y a mi juicio el porque estos textos no llegaron a ser considerados como autoridad, es simplemente porque tienen valores no compartidos por todas las comunidades cristianas y porque tan solo al leerlos uno se percata que son mucho menos elavorados que sus pares canónicos.
Esta es mi opinión.

Arturo dijo...

Agradezco sinceramente tu comentario, se presta para una larguiisima discusión que terminaría siendo un ensayo más de tantos que se han hecho.

Discrepo contigo en muchos puntos que has expresado con objetividad pero creo que no era necesario adjetivizar usando términos como "popular, fácil, moneda corriente" creo que eso le resta un tanto de seriedad... pero en fin, respeto tu opinión.

Es cierto que el cristianismo no toma una forma , por decir organica, hasta el año 70 DC en que ocurre la 2da destrucción del templo Judio y, la prueba esta en que son por esos años (+-20) en que se "seleccionan" los 4 evangelios: Marcos, Mateo, Lucas y Juan ya que para entonces las fuentes orales ya estaban distorsionando los hechos recientes.

Sobre la manipulacion/eliminacion de los textos me reafirmo en mis sentencias sino, ¿ por qué crees que el Sinadrin presidido por Caifas hubiera detenido y llevado a juicio a Jesus ante Pilatos ?? Esto tuvo que ver con el poder eclesiastico judío y el control romano. Para mi, desde que Irineo estableció que los evangelios eran 4 hasta aproximadamente el siglo XII-XIII de nuestra era la religion catolica apostolica romana no ha hecho mas que sezgar la historia de acuerdo a sus intereses seculares, es mas, la religion catolica es la que siempre culpo al pueblo judio de la muerte de Jesús de alli que el antisemitismo fue acuñado por las autoridades eclesiasticas romanas y ya sabemos que consecuencias trajo eso en la historia moderna.
Si lees la encicilica Vaticano II de Juan XXIII encontraras el reconocimiento de eso y otras cosas mas como el hecho de haber prohibido la difusion de tantos textos (evangelios de Tomas, Felipe, Maria Magdalena y una veintena mas ) que gracias a los escribas coptos estan apareciendo de a pocos... ¿como reaccionara el "ala dura" del Vaticano ante el Evangelio de Judas ???

Discrepamos si y para ser justos, acepto que no soy dueño de la verdad... y esa apertura me hace libre de pensamiento y por lo tanto de enriquecer mi espiritu en esta incesante busqueda de la verdad .
¿ y que hay de ti ???

Gracias y saludos.

Don Jorge dijo...

"Con seguridad se puede creer en la palabra de una persona en la que confiamos"

Es difícil asegurar un hecho que ha sido narrado por varias personas, su veracidad es inversamente proporcional al tiempo transacurrido. Aún cuando no exista conspiración o ninguna ciscunstancia fuera de lo normal que fuese pretexto suficiente para distorcionar la verdad de las cosas o para tratar de ocultar testimonios y evidencias debemos estar concientes que existen factores ajenos al acontecimiento que deforman y alteran la realidad y orden de los hechos.

Partiendo de esto puedo decir que existe una historia cristiana alterna, que existen hechos ignorados y escritos menospreciados. No se mucho acerca de los Evangelios Apócrifos pero creo que es necesario su conocimiento para quien se dice profesar la fe Cristiana. Yo soy Católico y pienso que uno de los mas grandes regalos Dios nos ha dado es el libre albedrío, nosotros decidimos si creemos o no en la palabra de los ortodoxos o en la de los nósticos. No es la persona sino el mensaje el que trasciende.

Ahora con la revelación del Evangelio de Judas surgen nuevas polémicas y sólo para seguir con la lucha innescesaria de siempre entre el que cree y el que no cree, entre el libre pensador y el que condena. Tal vez para "tí"(a los criticones no a los críticos) el Evangelio de Tomás no tenga valor, o el Evangelio de Maria Magdalena o cualquier otro, pero para otra persona puede ser justo la verdad que estaba buscando. Cada cabeza su mundo y para cada corazón su verdad.