Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

martes, diciembre 07, 2004

20 años entre el Cielo y la Tierra

Hoy el CMAT (Club de Montañeros Américo Tordoya) inaugura nuevo local en Magdalena, están celebrando 20 años de continuidad en los deportes de alta y media montaña pero el motor es toda una filosofía que trasciende la actividad misma, que va de la mano con el respeto por nuestra maravillosa geografía en la búsqueda de esa armonía perdida, la que se alejó con el tiempo a medida que íbamos dominando la naturaleza.

CMAT es la institución pionera que acercó a los citadinos a la cordillera, a todos esos caminos zizagueantes que se pierden en las altas cumbres como elaborando una infinita interrogante que nos invita a seguir en este discurrir errante que en el horizonte parecen unir el Cielo y la Tierra.

Desde 1984 el club desempeña el importante rol de guiarnos por cada camino, arista, quebrada, rimaya ó glaciar que parecía imposible de lograr y, manteniendo paralelos los niveles de las alturas con la exigencia y profesionalismo es que cientos hemos podido rozar las nubes con las manos.

Para Bruno, Walter, Jorge, Julián, José, Barbie y todos los demás mi más cálido reconocimiento y en la noche nos vemos para el saludo personal con su respectivo vino y pizza.

Aquí dos fotos de la Cordillera Central; en la 2da. vemos a Bruno subiendo una cascada congelada... la foto creo que salió más o menos... mmm.. valió la pena la caída... ;) .. , para las tomas diurnas con cámaras convencionales uso Fuji Film ASA 100, personalmente, me gusta más su definición del color.


Actualización: Américo Tordoya , quién desapareció el 83' junto con otros dos montañistas mientras escalaban el nevado Juncal de 6,180 mts ubicado en Chile. Nunca hallaron los cuerpos y ya han pasado más de 20 años de aquello. Sus padres y hermano asistieron a la ceremonia y pude confirmar que hay heridas que nunca cerrarán del todo... Ver la emoción de la madre y el hermano, nos hizo sentir que el dolor estaba allí tan vigente como la inmensidad de todo ese amor y, en medio de ese breve silencio, se hizo evidente la presencia de la vitalidad y la entrega que subsiste cuando uno ejerce una pasión... Mención aparte, las extraordinarias palabras las del ex-presidente de la Federación Peruana de Andinismo que de paso nos recordó que Américo, a los 14 años, empezó a coronar las cumbres de los más grandes nevados de la Cordillera Blanca hasta llegar al Huascarán (1977) y fué junto con Augusto Ortega, amigo de colegio y con el que hizo su primera ascensión, los primeros en vencer el Alpamayo, la montaña mas bella del mundo. Augusto, en el 96', se convirtió en el primer peruano en lograr el Everest y allí, en el punto más alto de la Tierra, también recordó al amigo que dejó todo en la Cordillera.

No hay comentarios.: