Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

lunes, diciembre 13, 2004

U N I C E F

La UNICEF acaba de publicar su reporte anual -2005- acerca de la situación mundial de la niñez y las palabras de su directora, la Dra. Carol Bellamy, son contundentes: "La niñez vive amenazada no por causas misteriosas sino por elecciones deliberadas hechas por los gobiernos y otros en el poder. La pobreza no persiste porque sí, la guerra no emerge de ninguna parte y el HIV no se esparce por su propia voluntad. Esta situación refleja nuestras elecciones y de cómo hemos decidido repartir los recursos... "

Esta es la primera vez que la UNICEF usa indicadores diferentes para medir la realidad; el cambio de metodología, de usar parámetros como el ingreso, reflejará de manera más exacta el impacto de la pobreza en los menores porque el relevamiento de datos ha sido considerando los derechos básicos dispuestos en la Convención de los Derechos del Niño, como Salud, Educación y Alimentación. Este reporte dejó en evidencia que el impacto de las guerras, VIH/SIDA, pobreza y abandono en la infancia es mucho mayor que el denunciado hasta ahora.

En su informe titulado: La Infancia Amenazada, UNICEF señala por ejemplo que más de 1.000 millones de niños y adolescentes en el mundo enfrentan una vida de miseria y privaciones debido a la pobreza extrema, la violencia, el VIH/SIDA y otras enfermedades tales como la desnutrición. Si consideramos el tamaño de la muestra pues la estadística se queda realmente corta porque hay lugares en los cuáles sencillamente no se tiene ni idea de su precariedad lo cuál para los analistas implica que esa cifra es extraoficial y que el número podría elevarse fácilmente casi hasta el 50%.

Para conceptualizar la magnitud de esta tragedia ( ver mapas ) , el reporte nos hace concluir que más de la mitad de los menores de 18 años de todo el mundo sufren privaciones extremas en alguna necesidad básica como educación, saneamiento, salud ó cuidado familiar. Entre otras cosas se afirma que:
  • Uno de cada tres niños no tiene acceso a agua potable o servicios de salud.
  • 55 de los 59 conflictos en el mundo desde la década del 90' han sido no entre paises, sino dentro de un país, con el resultado de que la mitad de los 3,6 millones de muertos han sido niños y adolescentes.
  • Hay más de 15 millones de menores huérfanos a consecuencia del SIDA.
  • Hay 180 millones de niños condenados al trabajo infantil y 2 millones, la mayoría niñas, explotadas en el negocio del sexo.
  • En todo el mundo, más de dos millones de menores de 15 años viven con VIH/SIDA y medio millón murió de la enfermedad el año pasado.

Han transcurrido 15 años desde que las naciones del orbe firmaron la Convención de los Derechos del Niño y sin embargo más de 1.000 millones de menores en el mundo no tienen acceso a necesidades básicas como salud, alimentación, alojamiento, agua potable, educación y mucho de ello está asociado a la "falta de liderazgo y empatía" de los políticos.

En Latinoamérica la situación es tan dramática que se estima que el índice de pobreza en las mínorías, que suman alrededor de 200 millones de personas, alcanza el 90%. Un tema muy preocupante es que el VIH/SIDA está sembrando una ola de huérfanos: 240.000 en Haití y cerca de 50.000 en Guatemala y en cuanto a violencia, se señala especialmente el caso de Colombia dónde se estima que 14.000 menores han sido utilizados por los grupos armados y de ellos una quinta parte ha matado alguna vez.

Este desalentador panorama no es ajeno a nuestra sociedad. Lo que hacemos aquí -por lo general- es ignorar todo aquello poniendo "cara de fastidio" para aliviar nuestra conciencia, adjetivizamos esa realidad englobándola con etiquetas como "niños de la calle" ó "pirañas" y nuestra indolencia se ha hecho tan normal que no nos detenemos a reflexionar que todo ello es consecuencia del abandono moral no sólo de los padres sino también de nuestra indiferencia o intolerancia.. en otras palabras, lo que vemos es el reflejo de lo que hemos creado como zoociedad y eso es lo que íntimamente nos molesta ó nos hace sentir incómodos pero el asunto de fondo no es cambiar el mundo sino empezar por reformular nuestras actitudes con la gente que nos rodea.

El centralismo hace que Lima concentre el 90% de los recursos del país y hace poco leía que Huancavelica genera el 60% de toda la energía eléctrica que consume el Perú, sin embargo, junto con Apurímac, se disputan el primer lugar en cuanto a pobreza extrema y abandono... ¿ Qué clase de individuos pueder generar toda esa injusticia social ? Y lo paradójico es que cuando toda esa gente emigra a la capital huyendo de esa precariedad nuestros códigos socio-económicos nos hacen tratarlos peor.

Cuando veamos a un menor en las calles o en el bus pidiéndonos comprarle una golosina, no nos hará ningún mal recordar que a esa personita, cualquiera haya sido el motivo o circunstancia, le ha sido negado el derecho a su infancia .

2 comentarios:

SUSANA BEDOLLA http://tics-susy.blogspot.com dijo...

ESTOY DE ACUERDO contigo, es muy fácil para todos responsabilizar a alguien más (al diablo, al gobierno, a las drogas, al vecino,etc) de TODAS las cosas que ocurren, peo en la medida que nos hagamos respondables por las cosas que nos afectan ya sea porque las hemos provocado o porque las hemos PERMITIDO, en esa medida nuestro mundo mejorará, mejor dicho en la medida en que YO me haga responsable por mis acciones y omisiones, mi mendo mejorará. Y la próxima vez que quiera echarle la culapa a alguien mas me valdrá morderme la lengua.

Arturo dijo...

Los flagelos de la humanidad casi siempre empiezan por nuestra indiferencia.
Gracias por tu comentario.
Arturo