Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

martes, noviembre 09, 2004

Abimael Guzmán Reynoso

No sé que le vieron de líder a este tipo. Supongo que la mediocridad de los cuadros y el resto de los camaradas del grupo terrorista Sendero Luminoso se dejó deslumbrar por el discurso y la verborrea de este fanfarrón que se jactaba entre su cúpula de encabezar una banda de genocidas, criminales y delincuentes que muy poco favor le hacían a las anacrónicas teorías revisionistas maoístas-marxistas-lenninistas, histórica farsa de una guerra popular que, en realidad, se tornó en un ajusticiamiento popular porque a lo largo de 10 años lo único que hicieron fué masacrar indefensos niñ@s, jóvenes y ancian@s, incendiar humildes viviendas y campos de cultivo, matar el famélico ganado que a las justas sobrevivía con los exiguos pastos que crecen en los Andes... No.. el embuste criminal de Sendero Luminoso, sembró un terror que no discriminaba nada, ni siquiera a ellos mismos; querían un cambio social aniquilando todo equilibrio natural, tomando vidas a cambio de nada.

Por eso, no debemos olvidar que de las 70,000 víctimas de SL el 95% ha sido gente humilde, gente pobre, gente digna que no conocía que se podía llegar a tales extremos de crueldad e insanía; a esta sarta de dementes asesinos no les bastó el olvido en que el Gobierno y la Nación mantuvo siempre a esas alejadas poblaciones; no. Tenían que hacerlos sentir que también estaban olvidados por Dios y los Apus; hacerlos sentir que estaban completamente abandonados en una lucha desigual, una batalla no por un cambio de modelo económico-social sino a pelear por sus vidas, que no había como escapar al destino que ellos, los otros, habían elegido.

Fueron 10 años de sangre derramada; 70,000 pasiones de Cristo recreadas una y otra vez por las manos desalmadas de unos seres que de humanos no tenían nada y, no fué hasta que esa sangre cercó la capital y llegó a Villa El Salvador y Tarata en que los citadinos reaccionamos a esa inacción y dejamos la inercia de las palabras para entender tardíamente que cuando te acorralan entre la vida y la muerte no tienes mas elección que enfrentarte con las mismas armas y, en ese extremo, no existen fronteras claras entre lo que es defensa y venganza, al fin y al cabo, el mundo ya se redujo a la agresión mutua para la sobrevivencia, lo que nos revela que el lado animal de nuestra especie subyace aletargado en nuestra condición biológica, que es parte de nuestra naturaleza y que de no aprender a controlarla puede dar lugar ciclos de destrucción personal o masiva.... como sea, si hay violencia todos nos convertimos en víctimas y para eso no se necesitan de guerras, a veces basta con una sola palabra.

El objetivo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) no fué redactar un documento, ese informe no prueba ni resarcirá nada... la importancia de todo se redujo a un sólo hecho multiplicado por infinidad de dramas: Las víctimas sólo querían ser escuchadas.

Fueron testimonios los que nos dejaron las audiciones en el Centro Cívico, gritos ahogados entre lágrimas que brotaban lentas, espesas, añejas por el tiempo; lamentos en el vacío que dejan las ausencias prolongadas y, toda esa gente que uno creía extraña, tenían rostros que se fundieron con mis entrañas, entre íntimas preguntas y evasivas miradas, aprendía que el silencio de muchos era una súplica postergada por la justicia que nunca llegaba... ni llegará.

No hay filtros que bloqueen esos recuerdos, para ellos no existe el olvido del tiempo, es una pesada carga que deberán arrastrarla junto con el Sol de cada mañana ó, por las noches, con esa luz de vela que se apaga solitaria.

Todo eso me hace ver al auto-denominado "presidente Gonzalo" como un bicho raro, un descalabro con rostro semi-humano, como extraído de los lúgubres cuentos de Lovecraft, un grotesco desvío de la naturaleza a la que habría que hacerle un favor borrándolo de la faz de la Tierra... No debería existir piedad ni consideración para alguien que no hizo más que alimentarse de la muerte y dolor de tanta gente buena... No sé si la muerte sería una condena ó su salvación, en realidad, quisiera verlo agonizar cada día víctima de sus propios demonios y fantasmas, enmascarados de ese odio que no es más que la conciencia de su falta de valor para vivir por eso, negaba la vida de otros así que, sus "pataletas" actuales son los berrinches del cobarde que no ha logrado nada más que su propia perdición, por la utopía de querer convertir nuestra Nación en una tierra bañada de sangre, odio y desesperación. La prueba fundamental de la falsedad de su doctrina quedó registrada en el video de su captura del 12 de Setiembre de 1992, allí vimos como el líder del terror, el monstruo que hizo de la violencia su caparazón, se mostró sorprendido y anodadado sin atinar hacer, ni decir nada que fuese consecuente con su doctrina de violencia y muerte porque, hasta una rata cuando se siente acorralada se defiende con garras y dientes pero él no porque, allí no hubo prensa amarillista que cubriera la escena, era mejor mantener la cómoda posición en que se encontraba, mientras repensaba como sería su siguiente amanecer, porque hasta allí había estado medio escondido-medio viviendo asustado como un vampiro que sólo necesita de sangre para salir de su obscuridad.

Así que, verlo con su disfraz a rayas del penal ó con los puños levantados vociferando lemas y arengas repletas de grandielocuentes inconsecuencias cuando tuvo la oportunidad de ser un hombre, de esos que aún hacen realidad sus palabras. Su imagen pues, ya no debe causarnos más que repudio y rechazo sin dudar que nosotros, como Sociedad ó, tan sola una persona, podríamos aplastarlo con la suela del zapato.

Esta nota no es para decir lo obvio, es una descarga visceral de ver parodias de Jueces, Vocales y casi todo un Sistema Judicial perdidos en mantener ciertas fórmulas que insultan la memoria y la dignidad de todas esas vidas que fueron sacrificadas en vano porque, nada ha cambiado; nada !! ni ese triste recuerdo que tengo de haber visto a Ketín Vidal dándole la mano..., por eso, mi disgusto no es nuevo, ya era de esperarse esta dantesca comedia de un nuevo juicio final; es la descarada burla de los que conspiran avalados por un Sistema que saben que no funciona pero que les da de comer cuál parásitos de la maldad pero, no porque las leyes estén demás sino por la interpretación de los hombres sin coraje, que sólo se empapan de leyes académicas y jurisprudencia, que aparentan sapiencia pero que en la práctica no aportan nada en favor de la justicia social... esta contradicción hace que los DDHH de un bárbaro genocida primen por encima de los mismos derechos de la gente que fué decente, y digo fué porque los muertos no hablan a menos que ensayemos otro Redoble por Rancas.

Así vamos viendo como la falta de valor por defender lo poco que aún queda de bueno va sucumbiendo mientras lo opuesto va ganando terreno.... y tengo las pruebas de aquello porque algo de eso también se apodera de mí, sino, no escribiría así.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"todo todo es culpa de esa banda de degenerados"¿como seria el peru de grande y hermoso de no haber nacido abimael? ¿No?
QUE PENA Q SEA UD TAN IGNORANTE E HIPOCRITA COMO LA MAYORIA DE LOS PERUCHOS...ABIMAEL ES UN PRODUCTO PERUANAZO DE LO QUE EL PERU ES...SINO ANDA A LAS BARRIADAS IMBECIL

Anónimo dijo...

La violencia es la manifestación más miserable del ser humano, es repudiable; pero tambiés es repudiable la indiferencia de nuestros gobernantes hacía la gente necesitada, el Perú señores, pertenece a todos sus habitantes sin excepción, no solo a una camarilla de dominantes.
Si me preguntaran si la guerra que vivimos no dejó nada positivo, friamente pese a las críticas estoy seguro tendré digo que en algo valió; la gente abandonada del ande hizo respetar su voz de protesta, ahora reciben atención estatal, educación, salud, carreteras, agua, luz; es lamentable que se logré a consta de miles de muertes, pero nuestros gobernantes lo quisieron así.