Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

viernes, febrero 06, 2004

La foto en mi perfil...

Alguien me preguntó por qué no puse otra foto en mi perfil del messenger y ni me tomé la molestia de responderle, sólo sonreí y le cambie de tema... Un rato después entré a verla y recordé...

<< ...Ese Viernes que salí de casa a eso de las 8:30pm y con mi mochila a cuestas, pasé a recoger a... --como soy un espécimen en extinción me reservaré su nombre y la referiré sólo como- ELLA hasta San Borja... de allí enrumbamos hacia la Plaza Mayor, a las gradas de la Catedral para encontrarnos con el resto del grupo de treking. En total eramos 6, 3 hombres y 3 mujeres.... no los conocía pero eran amigos de Ella.

De allí caminamos hasta el puente de Acho, al terminal de unos autobuses de color verde y blanco que van a Huaral, un viaje de casi 1.5 hrs nos costó S/. 4.00. Llegamos un poco antes de la medianoche y nos dirigimos a un hostal "X", uno de esos que abundan en los pueblos y que quedan cerca de las pollerías a la brasa... allí rentaron 3 habitaciones, a S/. 10.00 cada cuarto....

Ignoraba que rollo había entre los 4 pero noté que, en parejas, entraron a sus respectivos dormitorios... no me hice ninguna pregunta sobre ellos pero, en el cuarto que nos tocaba sólo había un cama matrimonial y no dobles como esperábamos... comencé a preguntarme y a reirme de su cara, de Ella... yo le dije, para calmarla: < Oye, somos patas ! > anda cámbiate que yo lo haré en un baño de afuera... tuve que mencionar eso porque de una rápida mirada, había reparado en que el baño no tenía puerta sino un plástico azul y que la cama , a pesar de estar cuidadosamente tendida, tenía unas protuberancias medias extrañas...

Cuando regresé, Ella ya estaba tapada hasta el cuello, dijo que estaba con buzo y polo, me miró de arriba-abajo y enseguida espetó: ¿ Por qué no te has cambiado... ??? Porque no tengo pijama, pues !.... vamos de caminata por las alturas de Cerro de Pasco... no pensarás que iba a traer mi pijama de Topo Gigio, no ???? Inmediatamente, sin que se lo esperara, junté la puerta y de un sólo tirón me bajé el buzo..... se oyó un agudo grito que retumbó entre las paredes de la habitación y recorrió los oscuros pasillos, en menos de un minuto, se aparecieron todos en el dormitorio encontrándome con el pantalón abajo pero con mi siempre guerrerazo short verde, intentando sacarme las botas....

Cuando pasó el chongo y todos se fueron, apague la luz y me metí a la cama... sin botas, por supuesto, pero con short y polo ..... comencé con la joda... en realidad era eso porque ella es mi pata a pesar que también es mujer... eso lo tenía claro a pesar que mis bajos instintos estaban complotándo en mi interior... para cuando me calmé ya había agotado mis bromas y el "muchacho" estaba relajado, en reposo, para eso habrían transcurrido como dos horas y ya todos me mandaban callar porque al día siguiente teníamos que salir a las 6:00am.... Cuando el silencio empezaba a reinar en las habitaciones, empezaron unos jadeos tremendos -de mujer- que provenían a través del eco que se filtraba por la ventana que daba al tragaluz... era como una música de fondo que estimulaba un pogo en el ring de las 4 perillas... de pronto escuché un susurro ..< Arturooo... estas despiertoooo ? escuchas eso...??? > ...chesssu.. en ese instante debió haberme iluminado la sabiduría de los Vedas, me acordé del Kangiar ó Sahorin, del Antiguo Testamento, de la Biblia, del Al-Corán,,, también recité algunas sentencias de los Salmos, del Talmud y del Torá, creí escuchar las voces graves de lejanos cantos gregorianos, ví ángeles de luz combatiendo antiguos demonios, mismo Balrog e imaginé estrellas uniéndose con el vasto mar en algún punto del horizonte y en perspectiva, una rosa blanca rodeada de la silente noche,,, Volteé inundado de paz y le dije... < Oye... por favor,,,,ya duérmete de una buena vez ¡ carajo !...>

A la mañana siguiente, a las 6:20am ya estabamos fuera tomando desayuno en unos kioskitos junto a la avenida principal, habíamos ubicado el paradero de las combis que van hacia Huayllay en Cerro de Pasco atravesando las alturas de la provincia de Huaral, en un tortuoso y polvoriento trayecto de casi 6 horas... pasamos varios pueblos, Aco, San Miguel, Collpa y sus baños termales y otros pintorescos pueblitos serranos alternando entre varias lagunas hasta llegar al Abra Antajirca, lugar dónde la carretera se abre paso a través de los Andes, a 4,875 msnm; allí paramos para la foto respectiva y, como en una planificada bienvenida, empezó a nevar,, Eran unos copos muy finos, como pelusas de algodón, que caían muy despacio hacia nuestro espacio emulando ser maná espiritual.... esta fué una sensación extraordinaria, de verdad.

Re-emprendimos la marcha y en media hora más llegamos al poblado de El Rosario, no más de 10 casitas repartidas por igual en ambos lados del camino afirmado y, del Sur-Oeste, desde un inmenso manto de brillos atornasolados, nos llegaban los refrescantes vientos de la enorme laguna de Shegue y su islita; allí nos bajamos.

El plan era caminar desde allí hasta Huayllay, alrededor de 6-7 horas, pero ya eran cerca de las 3pm y había que replantear el itinerario. Aprovechamos en almorzar al lado de un local comunal que también se usaba como precario colegio y quién sabría qué más; allí había una campana... la hice sonar ..quería seguir el sonido y oirlo perderse entre las majestuosas montañas... me mandaron callar... volteé y ví varias caras y la de Ella, con los claros signos del mal de altura... me dije para mis adentros < Ahorita se nos viene algún huayco...>

Ah... las campanadas hicieron que algunos pobladores se acercaran a ver que michi estaba pasando... había sólo un hombre y un grupo de 5 a 6 mujeres... hablaban en quechua... era a propósito para que no los entendiera... les dije para tomarnos unas fotos,,, sus rostros y vestimentas eran muy expresivos y sobrios, sencillez pero no simpleza, altaneros y nobles a la vez... Las mujeres salieron corriendo...riéndose ... se desperdigaron en los promontorios cercanos... el señor me dijo que ellas no se tomaban fotos, que tenían ciertas creencias... que si hacía eso, pensarían que capturaba o me llevaba parte de ellas... me dí la vuelta, me acerqué a Ella y le encargué mi cámara... le mencioné que intentaría juntarme con ellas y que estuviera muy atenta, que apenas lo lograra, me tomara algunas fotos disimuladamente.... me dijo OK subiendo los pulgares y, sin mirarme, siguió vomitando....

Después de casi media hora de subir y bajar agitadamente pequeños morritos, que para mí eran como enormes cerritos, recién pude sentarme al lado de una de ellas...era la mujer más vieja del grupo... y también parecía que del mundo ! le calculé como un siglo y, si era mucho menos pues, sería porque esas arrugas marcaban la inclemencia del tiempo, profundos surcos arados en ese rostro color tierra dónde se depositaron todas las vivencias de una larga y dura existencia que, a mis ojos, me hacían verla con extraña ternura y respeto..... si yo fuera su nieto, cuantas historias guardaría en secreto !.

Sentados los dos en la misma piedra, me enseñaba como sus pequeños dedos regordetes, transformaban la fibra de lana en hebras y, posteriormente, en ese hilo que se enredaba juguetonamente en un viejo carrete artesanalmente concebido... --hasta aquí, esta prosa me encantó,,ja,ja,ja.. tiene su propio "movimiento"-- por allí escuché el "click" de la cámara, volteé y Ella, la otra, ya se había ido.

Me llamaron para la partida.. me despedí de la señora y de las otras, de sus ojos invisibles, del perrito y de esa piedra; pronuncié ese adiós eterno que abre el cofre de los recuerdos, que aleja todas las dudas y temores.... y... por fin, me alejé también de esos olores !!!! ja,ja,ja,ja....

Comenzamos la caminata, el objetivo del trek era preparar esa hoja de ruta haciéndola a "pata".... eran casi las 4pm, se había hecho muy tarde para ser Sábado y no sabíamos dónde íbamos a pernoctar... el Sol despejaba el Cielo pero no así el frío seco de la llanura, nadie hablaba para otorgarle al silencio un pasaje ante tanta hermosura; y que todos los demás sentidos se alinearan con lo que uno veía ... bueno... por allí el oído, de vez en cuando se distraía, con los rugidos de los afectados por la altura.

En un breve descanso, me desvié un poco del camino, en dirección a otro inmenso lago contiguo, quería apreciar mejor ese extraño y a la vez hermoso atardecer, me parecía que el espejo de agua y el cielo se conjugaban en una especie de simétrico reflejo, alterado por el degradé de tonalidades que adquiría el cielo a medida que el Sol se iba ocultando, fué en esos momentos en que armé mi fiel trípode (3PO, así le puse en honor al robot amigo de R2D2); imaginé el cuadro que quería captar, marqué el punto de referencia hacia dónde debía desplazarme y accioné el disparador.... en esos 10 segundos , recorrí como 12 metros cuesta abajo con la mochila puesta --el entusiasmo me hizo olvidar que cargaba 15 kilos a una altura de casi 4,900 msnm-- y sólo cuando me detuve a esperar el flash, es que reparé en la tontería que había hecho porque, en un nanosegundo tuve que reposar para poder posar a pesar que no tenía oxígeno en los pulmones !..>>


Así que... esa foto me recuerda lo frágil que somos cuando nos entregamos a nuestras emociones, que soy de los que siente que hay que vivir la vida con total intensidad, transformando cada sentimiento y pensamiento en realidad, porque esa es la única manera que se crean los verdaderos recuerdos para luego recrear esos grandes momentos en que nos entregamos por completo a la pasión de existir. Creo que es una manera de honrar a la Vida , de devolverle el bien que nos ha otorgado.

Por esa razón, sólo sonreí y cambié de tema porque, como mencionara en un post anterior, lo esencial es invisible a los ojos...... así uno cambie regularmente sus fotos....






No hay comentarios.: