Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

jueves, julio 08, 2004

Pateando Latas y Pelotas

Ayer después de conversar con una gran amiga, me quedé con la sensación que, otra vez, me había dejado arrastrar por mi pasión que, en su versión cruda y descarnada antepone la verdad por encima de toda consideración; pensé que, conociéndonos tanto entendería mis manías... pero el problema no radica allí, lo que siento es que , como no fuí capaz de controlar ese torrente de emociones, en algún punto estas se cruzaron con las suyas. Es decir, me falto un poquito más de sensatez, prudencia, sensibilidad y buen juicio.

Todo empezó contándome su alegría de haber visto la inauguración de la Copa América, resaltaba su cuidadosa preparación y la presencia de Tania Libertad (una de nuestras grandes intérpretes que se hizo profeta en México) entonando el Himno Nacional y, en general, sus frases no hacían más que transcribir un derroche de emociones...

Haciendo una introspección, sé que sintonicé con cada una de sus palabras porque racionalicé que tras las circunstancias que las generaban, subyacían todas esas añoranzas por la patria lejana, por su gente y todas esas vivencias que escapan al tiempo y la distancia porque son fuerzas que mantienen anclado su corazón a nuestras cuatro letras que es un mismo sentimiento para 26 millones. Sé que al ver la roji-blanca ondeando en la pantalla siente al ícono que resume ese mosaico de emociones que subliman todo lo bueno que dejó atrás.

Bajo esta alocución va quedando claro pues que mi error no estuvo en el fondo sino en la forma.

Estoy de acuerdo en que el Fútbol es el deporte rey de este planeta. Ningún otro genera tan apasionado y multitudinario apego y no hay alegría tan contagiante ver como puede unir a todo un país paralizándolo literalmente por 90 minutos..sino.. pregúntenle a los brasileños.

A mí me complace ver por las calles gente de toda condición arremolinadas en torno a un TV, rostros conectados vía wire-less a un mismo caleidoscopio de emociones, reaccionando casí al unísono en medio de ese espectro tan diverso que no me hace más que comprobar que así ahondaramos en nuestros abismos mas profundos siempre nos encontraríamos compartiendo el mismo fondo.

No puedo negar que cierto escepticismo -en materia de nuestro fútbol- me ha convertido en lejano observador de esos 22 que andan corriendo como locos tras una pelotita para patearla sin dirección y sé que mi irónico cinismo oculta años de frustaciones, es una especie de coraza ligera para soportar el futbol que se practica acá... la contraparte está en que a pesar de eso, mi ánimo subsiste porque la gente sigue creyendo y apostando por la esperanza y esas alegrías que vienen de la mano con una que otra victoria aislada....

Entonces es que hago a un lado mi frío lado analítico y me fundo con los rostros de niñ@s hasta ancian@s que se olvidan de todo el peso cotidiano y esbozan medias sonrisas o entrecortadas palabras que van al compás de ese profundo palpitar que nos hace corear We are The Champions de ese mundo que cada uno carga sobre sus espaldas.

Y en ese sentido iba mi reflexión, porque ante la evidente ausencia de una mayor sensibilidad en mi conversación de ayer.... debí silenciar mis comentarios a pesar de lo muy objetivo que pudieran haber sido porque de nada sirve crear un marco referencial, la sensibilidad no se puede encasillar a modelos pre-fabricados, no existen layouts para escoger intensidades, las emociones están siempre allí, listas a ser disparadas con sus consecuentes efectos desencadenantes y no hay controles que valgan porque no se trata de sensores activados por un switch ON/OFF....

Hoy recordé un viejo proverbio árabe: "Si no tienes nada más bello que decir que el silencio, entonces, calla" . Ayer debí callar y dejar que esas emociones que Yuyito compartía fluyeran más libremente, que alcanzarán su propio cénit hasta re-encontrar su estado de latencia... ahora comprendo que la complicidad de mi silencio hubiera servido como caja de resonancia para alcanzar un estado de armonía con los sentimientos de mi amiga... esto prueba la torpeza de mi lado analítico aún a sabiendas de lo que es empatía.

Por eso es que le prometí poner una fotografía no de un partido de la Copa América sino un partido de la Copa Huachipampa, un pueblito ubicado en las alturas de Huarochirí, lugar donde llegamos luego del trek a la cordillera del Pariaqaqa. Los pueblos de nuestros Andes suelen celebrar con mucha devoción las festividades católicas mezcladas con sus propias tradiciones, aquella vez era Sábado de Gloria y habían organizado un campeonato triangular invitando a sus dos equipos vecinos: Tanta, a 20kms hacia el Sur-Este y Carhuapampa, a 13 kms al Sur , trayectos que se hacen a pie o a lomo de bestia.

Por coincidencia , nuestro grupo era de 7 personas, 1 mujer y 6 hombres por lo que el Alcalde sonrió y nos invitó a participar para que fuese un cuadrangular. La amabilidad de los lugareños hizo imposible negarse, es más, nos animamos mucho más al saber que era eliminatorio, esa era nuestra esperanza porque, correr a 5,200 msnm por espacio de 30' y a +4C es definitivamente una experiencia indescriptible por el simple hecho que no se tiene aire para hablar.... perdimos 8-0 con mucho alivio y recuerdo que nos abrazamos un buen rato porque estábamos cianóticos.... luego de una deliciosa y enorme Pachamanca emprendimos el retorno por el camino hacia Carhuapampa...

Estaba buscando la foto pero aún no la encuentro... la postearé luego.

Actualización del 13/07/2004: Lo prometido es deuda.

Copa Huachipampa a 5,200 m.s.n.m... allí estoy con los brazos en alto.....pidiendo auxilio





Panorámica del pueblito de Huachipampa a 12 kms de la Cordillera del Pariaqaqa y a solo 130kms de la capital, parece un rinconcito olvidado por los hombres...

1 comentario:

Glenda dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.