Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

viernes, julio 02, 2004

Todo o Nada

A veces nos vemos expuestos a los extremos de un pensamiento binario, 1 ó 0, verdadero o falso, actitud extrapoladamente maniqueísta que rima con un imperativo egoísta, magro remedo de lo digital... como si nuestras emociones pudieran repartirse en esa dicotomía radical.

Y nada más agraviante que intentar forzarnos a una elección, a dejar de lado todo pre-proceso del silencio que reclama nuestra sensibilidad, que se mueve por detrás de esta epidermis, que no sólo sirve de barrera contra un ambiente agresivamente patógeno sino que, a la par, también oculta y nos protege de esa invasión a nuestra intimidad..y es que ella, es mucho más que los estereotipos asociados a la privacidad ... Esta se define como cualquier espacio que hemos creado en base a nuestra libertad individual y sus derivados... es cierto que hay subproductos ligados a lugares comunes pero los límites de aquello quedan establecidos por nuestra voluntad de compartir.

RESPONDE ¡ SI o NO !

Sino fuera porque hay gente que no aprendió a convivir consigo misma y cuya incapacidad de manejar sus propios límites e inseguridad rebasan su buen juicio y tolerancia, el mundo rebosaría de armonía, lo cuál, como todo extremo, tampoco resultaría del todo bueno....entonces, en busca de la equidistancia, no hay que desesperarse y a cambio no temer decir firmemente: BASTA !

Es que estamos rodeados de tanta mediocridad, de gente que va esparciendo su miasma orgullosamente, impredecible e inconsecuente como si el sobresalir a cualquier precio o forma justificara su existencia. Y todo eso que ofende nuestra condición humana, nos trae una gran lección cuando aprendemos a filtrar la contradicción sin que ello implique ser, en extremo, indulgente.

El mundo "moderno" no es más que una masa delirante que se mueve al compás de los hilos de hábiles titireteros, del main-stream popular, porque ellos también multiplicaron exponencialmente ese TODO o NADA y lo imponen bajo subliminales marcas y tendencias donde muy pocos rescatan la diferencia entre Objetivos/Metas versus Propósito/Sentido; así, para nuestra corta existencia, hicieron de la Felicidad una especie de desprejuiciada carrera por el Santo Grial; convencido de ello es que digo, como Vallejo: "...aparta de mí este cáliz"

El Big Brother ha hecho que lo masivamente atomizado, asuma que los Objetivos o Metas, es decir, aquellas cosas que tienen un principio y fin, que podemos cuantificar y cualificar con certeza y/o con la dureza de la medida del éxito ó fracaso, se confunda o sustituya con los espacios dónde residen el valor del Propósito ó Sentido, las síntesis de las virtudes, donde lo que tiene verdadero significado es solo aquello que tiene comienzo pero no fin.

Y como decirle a alguien que no tiene claro que un Objetivo o Meta puede ser tener un carro del año, vestir a la moda, ser un Yuppie o Geek, una profesión, un buen trabajo, dinero o viajar por el mundo entero... Desear y obtener esto es perfectamente válido y, para cada quién, puede ser relativa o absolutamente muy importante también.

O como explicar que el Propósito o Sentido esta ligado al rumbo que va tomando nuestra existencia y que no tiene más parámetros que lo inefablemente cualificable ? Amar, ser Feliz, ser Justo, la benevolencia , vivir en Paz y Armonía, apreciar la Belleza que existe en los detalles de cada día a día ... ¿ Existirá realmente algún momento en que podamos decir: YA ! AL FIN LO CONSEGUÍ ! ??? En esos espacios tan íntimos, la búsqueda de la Verdad no cesa jamás porque son valores relativos a diferenciales de momentos, a contrastes de eventos y vivencias, al asombro que subsiste tomando cualquier punto de referencia, pasado, presente o futuro, porque la Esperanza es la base común que nos alienta.

No sé si servirá de algo contrastar, por ejemplo que para Kung-Fu-Tsé (Confucio), el maestro de la ética y la moral, el Destino (los Objetivos & Metas) era una dimensión en la cuál no teníamos mayor injerencia porque habían variables que escapaban a nuestro dominio y comprensión y lo único que teníamos que hacer era aprender a convivir con ellas; por contrapartida, la Ley del Cielo (Propósito y Sentido) nos permite ejercer el libre albedrío en aquello que si depende absolutamente de nosotros y que nuestras elecciones labran nuestro Camino (Tao)...por lo tanto, aquí el enfoque es más humanista que metafísico.

O como en el Hinduísmo, donde absolutamente todo lo que existe está interconectado porque TODO contiene la esencia única y múltiple del mismo Ser.. Brahmán le dicen ellos, donde el Yo esencial trasciende a la Individualidad por lo tanto cada decisión que ejecutamos, transforma en algo, para Bien o para Mal, nuestro Universo.

Objetivos y Metas de un lado y Propósito y Sentido de Existencia del otro, son caminos paralelos y mantenerlos así acarrea un gran costo y, cuando pensamos que lo hemos logrado a veces la orientación de ambas resulta contradictoriamente opuesta... sino veamos el caso, dramático, de muchas "estrellas del espectáculo" cuya soberbia y altanería, de un lado, nos revela lo vacío ó patético del otro.

¿Quién puede decir que ya tiene resuelto todo ?

Resulta díficil establecer pues, los límites de nuestra tolerancia... quizá el secreto radique en el alineamiento que podamos obtener entre nuestras emociones, pensamientos y actos, cualquiera que sea el orden que establezcamos, la tranquilidad, la responsabilidad y la confianza nacen de nuestra propia consecuencia o sucumben ante la falta de ella.

Cuando miro hacia atrás, lo que regularmente extraño es esa inocencia de la niñez que, por más intento que hago de recuperarla, esta ronda efímera ya que tiende a desaparecer espantada ó perdida por las circunstancias pero, la conciencia de ello, lejos de representar ausencia de fé me trae en alivio la fuerza y la alegría del asombro, preciado don que ningún Ser Humano debería perder o dejar de cultivar porque, todo lo bueno -o lo malo- en algún momento acaba y, lo único que queda en su lugar, es el tiempo que habremos dedicado a nuestra esencia individual, única forma de conservar incólume el verbo SER.

Elijamos pues nuestro destino dándole un propósito o sentido ya que no hay nada mejor como crear nuestra propia Historia ....al final, eso podría ser la diferencia entre Todo ó Nada... para no terminar haciendo el coro a lo que nos cantara el gran Charly García: "Filosofía barata y zapatos de goma quizás es todo lo que perdí".

En la búsqueda de ese alineamiento es que pretendo vivir como siento para no terminar sintiendo como vivo... porque no todo está escrito.

No hay comentarios.: