Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

lunes, julio 26, 2004

Redes Sociales.

Los servicios de redes sociales online o, networking services, son los "negocios" electrónicos más de moda en estos momentos. Para mí, esto no es más que otra corriente de grupos o comunidades a las cuáles se les está dando un impulso a través de esta pegajosa "buzzword".

Friendster, Orkut, Tribe, Ryze y LinkedIn - junto con cerca de dos docenas de comunidades online que han florecido recientemente, están reclutando frenéticamente a miembros que, a su vez, reclutan a sus amigos, parientes, colegas de trabajo y a cualquiera que esté buscando una referencia o relación de cualquier tipo. Algunas de estas redes sociales cuentan con cerca de 100.000 miembros, mientras que otras dicen contar con entre 500.000 y un millón.

Este tipo de servicios no se están limitando a atraer nuevos usuarios, también están obteniendo grandes cantidades de dinero por parte de los inversores de capital riesgo.
 
Sequoia Capital ha invertido 4,7 millones de dólares en LinkedIn. Kleiner, Perkins, Caufield & Byers han invertido 13 millones de dólares en Friendster. Mayfield y los gigantes mediáticos Knight-Ridder y The Washington Post Company invirtieron 6,3 millones de dólares en Tribe.net.

Para algunos expertos en comercio electrónico, la explosión del negocio de las redes sociales se parece demasiado al fenómeno del "boom" y consiguiente estallido de las puntocom: una idea interesante aparece en el horizonte, empresas con vagos modelos de negocio se crean para explotarla, los inversores de capital riesgo advierten que pueden obtener ganancias de ellas, aunque no tengan de momento ingreso alguno. "Hemos creado, de nuevo, esta pequeña burbuja con altos precios y grandes expectativas," dijo al Boston Globe a finales del año pasado Andrew L. Anker, socio de August Capital.

No obstante, según dicen algunos observadores, los servicios de redes sociales que están tratando de convertirse en negocios electrónicos de éxito no se deben comparar con los negocios del estilo de Dots.com, el paradigma del estallido de la burbuja tecnológica. Muchas de las puntocoms que naufragaron deben su fracaso al hecho de que tuvieron que llevar pesados inventarios de bienes reales y mantener instalaciones de verdad en el mundo no virtual. El único inventario que los servicios de redes sociales tienen que llevar consiste en una larga lista de nombres. Tampoco tienen que almacenar ningún producto.

Además, en la década de los 90, cuando la mayor parte de las personas no estaban familiarizadas con Internet, las puntocoms se veían obligadas a gastar en publicidad una parte importante del capital que habían conseguido reunir. Las redes sociales online no tienen que gastar nada en publicidad porque, por su propia naturaleza, los suscriptores atraen a otros suscriptores. "Los inversores se sienten atraídos sobre todo por el extraordinario crecimiento viral que éstas redes han experimentado," dice Ross Mayfield, fundador y consejero delegado de Socialtext, un fabricante de software que se utiliza en los servicios de redes sociales online.

Prácticamente todos los servicios de redes sociales online que están apareciendo se encuentran todavía en un estadio inicial, lo que significa que están, en la mayor parte de los casos, más centrados en la construcción de las redes y en la captación de los participantes que preocupándose por los beneficios. Algunos, si no la mayoría, tienen que tomar decisiones difíciles y rápidas acerca de la manera de atraer capital. Sin embargo, por lo menos una red social, Ryze, ha declarado públicamente que está obteniendo beneficios, aunque no ha citado la cantidad exacta. El servicio online Ryze ya ha conseguido ingresos organizando eventos de redes sociales en el mundo no virtual.

Según Peter Fader, profesor de Marketing de Wharton, estos servicios pueden triunfar donde una multitud de puntocoms han fallado por varias razones obvias.

En primer lugar, Internet se ha convertido en parte de la vida diaria de casi todo el mundo, incluyendo, en algunos casos, las vidas personales.

En segundo lugar, en una era en la que Internet se ha convertido en una herramienta de comunicación, los servicios de redes sociales tienen verdaderamente algo palpable que ofrecer - la posibilidad de ponernos en contacto con personas que pueden resultarnos importantes. De hecho, dice Fader, él mismo ha experimentado el valor de estos servicios como miembro de LinkedIn, uno de las redes sociales online más de moda en estos momentos.

Lo interesante de los servicios de redes sociales online no es el hecho de que estén solicitando a sus clientes una nueva manera de gastar dinero, dice David Flaschen, socio gerente de Flagship Ventures. Por el contrario, su atractivo está en que pueden reducir significativamente el coste de encontrar ejecutivos de talento sin la ayuda de reclutadores que en estos momentos cobran decenas de miles de dólares por este servicio - y esto se consigue al ensanchar la base de profesionales entre los que se puede escoger. Flaschen dice: "Monster.com puede ayudarte a encontrar personas que están buscando trabajo, o personas que no tienen trabajo. Pero las redes sociales pueden ayudarte a encontrar personas que no están buscando un trabajo, pero tienen un perfil que encaja perfectamente con la vacante. Las redes sociales online te llevan más allá de las conexiones obvias."

---??? Este quiere que le creamos como sea... !!  es el típico personaje que subsiste reciclando tendendencias---

Observadores como Ross Mayfield de Socialtext especula sobre la posibilidad de que los servicios de redes pueden triunfar porque están a punto de canibalizar los sitios web de empleo y citas románticas, donde un gran número de personas ya están gastando cientos de millones de dólares para buscar pareja, amigos y el próximo gran trabajo.

A pesar de todo el entusiasmo generado en torno a los servicios de redes online y las negativas de que esta vez es diferente, su éxito no está ni mucho menos asegurado. Anker, de August Capital, ve con escepticismo los servicios de redes enfocados a las empresas.

Los servicios de redes online con una base de clientes más amplia pueden darse cuenta de que hay un número limitado de personas interesadas en hacer contactos; que muchos de los que están interesados en unirse a las redes sociales no estarán dispuestos a pagar cuotas de ningún tipo; y que, con la pérdida gradual del interés por la novedad, los miembros se marcharán, especialmente si llega a hacerse evidente que las redes proporcionan menos de lo que prometen.
Como resultado, algunas redes sociales desaparecerán. Hay quien apuesta que otras serán absorbidas por empresas más grandes interesadas en utilizar estos servicios para proporcionar beneficios adicionales a sus propios clientes. Zero Degrees , una empresa de servicios de redes online con base en Los Ángeles ya ha sido devorada por la empresa Interactive de Barry Diller.
 
Por otro lado, los expertos también esperan que los negocios existentes basados en Internet incorporen servicios de redes a los suyos, presionando aún más a las empresas de reciente creación. Monster.com  -cuyo negocio podría ser canibalizado por los servicios de redes especializados en la búsqueda de empleos-  ha incorporado recientemente el servicio de redes sociales en su oferta, diciendo a los suscriptores que podría ayudarlos a "ser presentados a las personas apropiadas."

--- Claro...  el que no se pone a la "moda" corre el riesgo de salir de vitrina.... sobre todo en un mundo donde la "masa" se mueve al compás de la lavadora de cerebros ! ---

A fin de cuentas, la apuesta es que sólo un puñado de servicios de redes sobrevivirá después de que pasen de 18 a 24 meses.

Yo no creo que haya mucho espacio para la consolidación de lo que quieren hacer de las  redes sociales.... esto va a acabar igualito que las "punto.com"

No hay comentarios.: