Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

viernes, enero 09, 2004

Aura

-- Hoy si !! --
Libro: Aura. Autor: Carlos Fuentes. Editorial: Norma
Inauguraré este espacio del año, con esta lectura.

Antecedentes:
En estos tiempos, todo escándalo vende. Ya no importa preocuparse por el segmento socio-económico objetivo ni el mensaje, lo cierto es que, ante una sociedad masificada y retorcida en valores, no es nada raro que el alineamiento degenerativo domine los medios y ande retozando libremente, sacramentado de soberbia, por las calles.

En ese marco conceptual, me enteré que el ministro de trabajo mexicano, un tal Abascal, tipo fanáticamente religioso, había hecho unas torpes declaraciones censurando la lectura del libro "Aura", imponiendo su retrógrado proceder amparado en el poder que accidentalmente ejercía y, sustentado, según él, por tratar de proteger el tipo de educación que su hija de 14 años recibía... su intolerancia trajo consigo el despido de una abnegada maestra de escuela.... Como era de esperarse, la legítima reacción de las mentes libres mexicanas fué aprovechada política y comercialmente y, aquel hecho trascendió fronteras...

De esa caja de resonancia, astutamente llamada globalización, llega a nuestro Perú la moda por la lectura de esa novela que, gracias a un hecho extra-temático, le otorgó un irónico juicio de valor por fuera de los círculos literarios... que injusticia tan distante de la verdad.. pero, hagamos a un lado lo circunstancial y ocupémonos del análisis de esta magnífica obra de Carlos Fuentes que se reactualizó a pesar que fué escrita en 1962... todo desde mi relativo y limitado punto de vista..

Sinopsis de AURA:
Empezando desde la elección del nombre, que nos adelanta un velo místico, esta nos envolverá paulatinamente en la atmósfera sugerida por la novela. Me sorprendió la técnica usada, la narración en segunda persona, una aventura experimental para esos días y aún no consumada, al menos durante la fase del "boom" latinoamericano de lo mágico, real y maravilloso. A mí entender, es una historia sin principio ni fin, es la propuesta de un tiempo circular, contínuo en cuanto a la magia de los contrastes pero carente de libertad; se desarrolla a través de la persistencia del recuerdo del fallecido Coronel Llorente y lo dramático y hasta decadente diría yo, en la manera como se aferra a la vida la viuda, la Sra. Consuelo, quién es la titiritera, artífice de la ambiguedad que se nos revela en algunos pasajes. Aura y Felipe son proyecciones de ambos personajes para poder perpetuarse a sí mismos en el tiempo y, la obscura mansión colonial, también lo es porque representa la esfera de lo anacrónico y la negación del cambio, a lo que debiera estar sujeto todo orden en el universo.

Hay mucho de bárroco antes que una propuesta minimalista; la recurrencia de contradicciones yuxtapuestas enriquece el sentido literario; me recuerda un uso netamemente borgeano, la figura poética del oxymoron, muy empleada en la literatura inglesa (Chesterton, Lord Byron) e incorporada primigeniamente por JLB a lo nuestro. En Aura leeremos la frase: " concepción estéril " como un ejemplo de lo anteriormente mencionado. También hay otra referencia tangencial a la visión borgeana de lo cíclico del tiempo, la diferencia radica en lo evolutivo y libertad de opciones que JLB propone aunque el final sea el mismo, en cambio, en Aura, no hay elección posible.

Hay, además, referencias sutiles al fanatismo religioso, no olvidemos que el autor es de izquierda y que el pueblo mexicano gira, como el nuestro, en torno a una extendida creencia religiosa por lo cual, el autor ejerce su audacia entremezclándolo explícitamente con lo pagano... aunque esto, para los entendidos, no es nada revelador puesto que el cristianismo incorpora mucha simbología de origen indiscutiblemente pagana... Antes que me olvide, hay una parte muy bien lograda, dónde se describe la visión de un Cristo Negro entretejido en una secuencia de erotismo.

En síntesis, esta es una obra que subyuga por su bien diseñada concepción y perspectiva, sobre todo porque nos hace partícipes de la trama: esta nos pide respuestas, allí radica su magia.

PD: No he pretendido fungir de crítico literario (hace tiempo que me vienen aplicando "fungicida" cerebral ) sólo me sentía inspirado en compartir mi precario entendimiento de aquella lectura,, no me "maleteen" pe'... que.. este loco.. solo quiso... es .... quiso.. esquizofrénico !.