Loading...

[Recuerdos en algún futuro]

viernes, enero 02, 2004

Hoy encontré esto en mi correo....

Entre todos los buenos deseos recibidos en los e-mail's de estas fechas, hubo uno que sobresalió y es porque incide en lo que es la ACTITUD .. por el enfoque en que aquello es lo que le da sentido a nuestra existencia.. Buena Armando ! Diste en el bull..! Con tu permiso, reproduciré tus palabras...

<<.....coincidencia, hablando del 'camino' ... un día entre joda y joda con Michel, me insistió tanto en q le explicara que cosa era el 'camino del bien' del q tanto hablaba que escribí unas líneas que aún guardo aquí ... "El camino del bien no existe, Sino que se va creando cada vez que se hace el bien.

Hacer el bien es tratar de beneficiar a cada ser viviente que comparte el camino por donde andas.

Hacer el bien es promover la vida y buscar tu propia felicidad.

Hacer el bien es hacer el máximo esfuerzo de no perjudicar a tus Semejantes.

Hacer el bien es no perjudicarte a ti mismo.

Hacer el bien es compartir aquello que te beneficia con tus semejantes.

Hacer el bien es considerar tu semejante a todo niño, niña, joven, adulto, anciano o anciana que encuentres en tu camino.

Hacer el bien es esforzarte por mejorar tus habilidades.

La violencia no forma parte del camino del bien.

Seguir el camino del bien no es fácil, porque no existe, pero estoy convencido de que es el que mayores satisfacciones trae.
Y la única forma de verificar esto que te cuento, es siguiendo el camino del bien. " ....>>


Si pues Armando,,, tienes mucha razón sólo agregaré que, al final, toda esa fuerza que uno lleva dentro y que se canaliza intentando hacer el bien, dando desinteresadamente lo mejor de uno, se transforma con el tiempo en un acto de Justicia, lo cuál hace que estés siempre un paso adelante, más allá del Bien y del Mal...

Estar en Lima o Sydney son accidentes circunstanciales ligados de alguna manera a objetivos, metas o hechos fortuitos pero, el propósito o sentido de nuestra existencia no lo es.,,eso es algo que, definitivamente, cada quién elije... aquél es el verdadero poder que tenemos, de crear nuestra propia Historia.